miércoles, 9 de diciembre de 2009

El genio y el deseo

Un árabe caminaba por el desierto, cuando encontró una lámpara.
¿Al abrirla? ¡Sorpresa!, apareció un genio:
-¡Hola! Soy un genio de un solo deseo, a tus ordenes
-Entonces, quiero la paz en Oriente Medio.. Vea este mapa: ¡qué estos países vivan en paz!

El genio mira el mapa y dice:
-Caiga en la realidad amigo. ¡Esos países se hacen la guerra desde hace 5 mil años! Y para decirle la verdad, soy bueno, pero no tanto como para eso. ¡Mejor pida otra cosa!
-Bueno, yo nunca encontré la mujer ideal, usted sabe… Me gustaría una mujer que tenga sentido del humor, le guste el sexo, limpiar la casa, lavar, planchar, que no sea habladora, que le guste el fútbol, que aprecie una cerveza, fiel, gustosa, bonita, joven, cariñosa y que no le importe que yo no tenga dinero.

El genio suspira profundamente y dice:
-Déjame ver ese mapa de mierda de nuevo…

1 comentario: