sábado, 28 de noviembre de 2009

Un chiste

Van en un vagón de tren: una gorda, una rubia guapísima, un Español y un Americano.

De repente, el tren se mete en un túnel y se queda el vagón a oscuras;
entonces se oye un guantazo enorme ¡¡¡PLASSS!!! El tren pasa el túnel y vuelve a la luz.

Los cuatro pasajeros se quedan pensando en lo que ha podido ocurrir.

La gorda piensa: 'seguro que el americano le ha metido mano a la rubia. La rubia se ha mosqueado y le ha dado un guantazo'.

La rubia piensa: 'seguro que el americano ha intentado meterme mano, se ha equivocado y la gorda le ha metido una hostia'.

El americano piensa: 'seguro que el español le ha metido mano a la rubia, la rubia se ha equivocado y me ha dado la hostia a mí'.

El español piensa: 'A ver si llega otro túnel y le meto otra hostia al americano'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario